Por qué las nanopartículas grandes atraviesan nanoporos y las pequeñas no

El grupo de Polímeros y Materia Blanda de la UPV/EHU, donde confluyen investigadores del Centro de Física de Materiales (CSIC-UPV/EHU), del departamento de Física de Materiales y del Donostia International Physics Center(DIPC) ha publicado recientemente un estudio en la revista Polymer, donde ha estudiado la translocación de nanopartículas sintéticas blandas a través de nanoporos y nanohendiduras de menor diámetro o anchura que su tamaño.

“Una de las áreas de investigación de nuestro grupo es la síntesis de cadenas de polímeros y su plegamiento hasta formar nanopartículas, intentando asemejar ese doblamiento al que se produce en las proteínas, en la naturaleza”, expone el miembro del grupo Josetxo Pomposo, profesor de investigación Ikerbasque en la UPV/EHU.

Una posible aplicación de estas nanopartículas podría ser la dosificación de medicamentos, “que serían transportados en los huecos que se forman al plegar las cadenas, que harían las veces de bolsillos, y se liberarían cuando la nanopartícula llegase a la zona a tratar”.

Pero para llegar a cumplir con esa función, las nanopartículas deben ser capaces de atravesar las membranas de las células diana, y “esa capacidad de atravesar los poros o hendiduras de las membranas, que son más pequeños que las propias nanopartículas, se ve condicionada por el nivel de plegamiento y la elasticidad que presenten”, detalla el investigador.

En este estudio, el equipo ha trabajado con un modelo de nanopartículas a nivel teórico para poder anticipar el comportamiento que presentarán las nanopartículas reales a la hora de tener que atravesar un nanoporo o una nanohendidura. “Se da la circunstancia de que hay nanopartículas bastante grandes que son capaces de pasar por poros pequeños, por su alta elasticidad, y otras más pequeñas, pero también más rígidas, que, sin embargo, no pueden atravesarlos”, explica Pomposo.

 

Fuente: SINC