Edición Genética

Un gran avance ha sido la aplicación en el campo de la medicina de la mejor técnica de la historia para “editar” genes. Es decir, se trata de una especie de “tijera molecular” que permite ya cortar el gen “defectuoso” (el que provoca una enfermedad como la diabetes) y poner en su lugar el gen “bueno” para intentar curar esta dolencia. Y esta técnica genética que puede revolucionar la medicina ha sido descubierta por un científico español, Francisco Mojica.

Estamos hablando del CRISPR, el mejor sistema de “corta-pega” de genes que fue descubierto por este científico de la Universidad de Alicante mientras estudiaba el interior de unas bacterias. Y esta técnica ya se está utilizando para intentar tratar enfermedades ahora incurables.

Además, por primera vez, un equipo de científicos de Estados Unidos ha intentado editar un gen dentro del cuerpo de un paciente con el objetivo de cambiar su ADN, de forma permanente, para curar una enfermedad.

El experimento se ha realizado en California con un hombre de 44 años, que tiene una enfermedad ahora incurable, llamada síndrome de Hunter. Para intentar curarlo, este paciente se le ha inyectado miles de millones de copias de un gen que corrige esta dolencia utilizando para ello una herramienta genética para cortar su ADN en el lugar adecuado.

Pero esto no es todo. Otro trabajo liderado por el científico español Juan Carlos Izpisúa, mejora, incluso la técnica del CRISPR y ha logrado ya revertir en ratones enfermedades tan graves como la diabetes, la distrofia muscular y la enfermedad renal aguda, sin provocar rupturas en el ADN.

¿Y cómo se consigue? Pues, en vez de dirigirse a las mutaciones concretas que causan la dolencia, la técnica se fija en el epigenoma, preservando la integridad del ADN. El epigenoma es un conjunto de mecanismos moleculares que modifican el ADN aunque no cambian su secuencia.

 

Fuente: Cadena Ser